Propaganda Oculta
martes, febrero 01, 2005
Turning Edmontonian
Antes de venir a Edmonton, un amigo que conocí en la obra en la que participé en estas heladas tierras, me comenta por chat: "¿Así que te gustó este lugar? Sí, a mí también me gusta. Y el frío no me molesta. Lo que sí odio es la nieve. ¡Mi espalda me está matando por su culpa!" Y es que tiene razón; es bastante molesto tener que estar paleando nieve. Pero en ese momento lo único que se me ocurrió responderle fue:

"Bueno, supongo que es una de esas cosas que tendré que aprender a odiar con el tiempo."

Y sí, ya paleé nieve; ya golpeé hielo sobre la banqueta para romperlo, y entonces poder palearlo; y he aprendido a apreciar con ganas los "hermosos" días en que la temperatura es superior a los -10C.

Y he probado bastante comida "mexicana". Es chistoso como toda esa comida sabe dulce. Prefiero una buena hamburguesota a esta gringuificación de la comida mexicana.

En fin. Fuera de la presión de tener que encontrar trabajo, o la angustia de no tener ingresos, no puedo quejarme.
 
Personal sounding board and public memory.

CodeWeavers

diciembre 2004 / enero 2005 / febrero 2005 / marzo 2005 / noviembre 2005 / diciembre 2005 / febrero 2006 / marzo 2006 / abril 2006 / julio 2007 / agosto 2007 / noviembre 2007 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / enero 2011 / junio 2011 / julio 2011 / diciembre 2011 / marzo 2012 / junio 2012 / agosto 2012 / septiembre 2012 /


Powered by Blogger